定住と漂流 
アルフレド・サルセ美術館 (メキシコ・モレリア)
2014年9月26日(金)〜11月2日(日)



この展覧会は共感の表出であり、共通する意志によるものである。自然発生的な出会いやそれ以前の実りを表明する創造的交流の要求に寄与し、アーティストたちができることの結果である。それはまた、集中と、開始、そして言語と方法、事件の、そして造形的に起こった多様性による結実である。(以下、当段落最後まで部分訳)日本人とメキシコ人には共通する点があり、アイデンティティの危機についてまずはのべ、次に力也が述べる、ケーディスと鶴代、マリンチェとコルテスについて言及する。
1945年8月15日、私たちの先祖が積み重ねてきた歴史的世界観を失った。私たちの多くは第二次世界大戦で起こった事を忘れ、好意的にアメリカの普遍的価値観を受け入れた。それからは、私たちの伝統からは離れ歴史を失い、現在では、全世界的な正義の大いなる虚構にのっかった幸せに向かう、個人的満足を求めて生きている。
マリンチェとコルテスは我々がよく知る二人だが、チャールズ・L・ケーディスと鳥尾鶴代はその日本版であろう。ケーディスは占領軍の一員として来日、9日間という短い期間で我々日本人がまるで聖書のごとく敬愛する第九条も含む日本憲法の素案を書き上げた。驚く事には、ケーディス自身自分で書いた憲法が何を意味するのかわからぬままで、理解することのないまま、憲法が変容していったことに驚いた。その後鳥尾鶴代子爵夫人との不倫で論議をかもし、米国へと還される。この出来事が我々の戦後70年を示しているのである。アメリカの一時的な(一過性の)価値感が、正義の名の下、巨大な共同体を混乱と祖国喪失の中に置き去りにした日本の歴史的過去に取って代わった。
我々の過去の裂け目が”空白”となった。たとえそれが日本人の心に常に存在していたとしても、存在していないと信じたかったし、慣習やなじみのない思考によって穴埋めをしようと努めたが、それは何かが破綻していた。この空白を昇華させるため、口実が必要で、我々を前へ駆り立てる根っこが不可欠であり、この衝動がまたおそらくは、全ての芸術的創造を決定するものなのである。
(当段落部分訳)日本人そしてメキシコ人のアイデンティティの問題はアーティスト、つまり私たちが芸術を通して解決し、直接的な投影や表出を望むのではなく、私たちがその生まれでたものでありこれら歴史的な変化の継続・子孫だと理解し、何らかの方法によって知覚的な方法により表現するものである。
文章:岩熊力也、アルマンド・フラガ・ビジカニャ
訳:高澤日美子


Esta exposición es una declaración de simpatías, un concurso de voluntades comunes, la respuesta que hemos podido ofrecer un grupo de artistas a una demanda natural de encuentros o intercambios creativos que anunciaba sus frutos por anticipado, son los frutos de la convergencia, la apertura, la pluralidad de los lenguajes y los modos, del acontecimiento y del suceder plástico. Hemos buscado en lo remoto, en lo profundo las líneas que hilvanan las condiciones entrañables que nos componen o podrían hacerlo (que componen esta exposición), esa plataforma subyacente, la trama común que descubre los discursos que nos determinan, que nos abarcan, y la hemos vislumbrado en las profundidades de la resistencia que nos determina como sujetos de una cultura hibrida y problematizada, en la crisis identitaria que produce la inquietud, la alerta, y el impulso de la búsqueda, de la explicación del mundo y sus revelaciones, algo en común agita nuestras conciencias, centellea y marca la dirección incierta de nuestros pasos que nos conducen a la interrogante general de explicarnos quienes somos aquí y ahora, quienes hemos sido, una fisura nos recorre a los mexicanos y a los japoneses nos dice Rikiya Iwakuma, diversificamos el mundo desde la periferia del desconcierto, la extrañeza o la contingencia y no duda en establecer paralelismos históricos que para él nos comunican:

Un 15 de agosto de 1945, los japoneses perdimos de vista el universo histórico acumulado por nuestros antecesores. Muchos de nosotros olvidaron lo sucedido en la segunda guerra mundial, y abrazaron de buena gana “la universalidad de los valores norteamericanos”. Desde entonces, nos separamos de nuestra tradición y perdimos la conexión con la historia, ahora vivimos buscando satisfactores individuales que nos acerquen a la felicidad montados en la ficción enorme de la justicia universal.
Malinche y Cortez son para nosotros un pasaje familiar, personificados en nuestra propia versión por Charles L. Kades y Tsuruyo Torio, Kades llegó a Japón como un miembro del gobierno de ocupación y escribió el protocolo de la constitución japonesa tan solo en nueve días, incluido el capítulo nueve que los japoneses seguimos adorando como nuestra Biblia. Increíblemente Kades mismo no entendía que significaba la constitución hecha por él y se dijo sorprendido de poder haberla transformado sin conocerla. Luego empezó el polémico adulterio con la vizcondesa Tsuruyo Torio que lo mandó a Estados Unidos de regreso. Este acontecimiento marca nuestros 70 años de posguerra. Valores provisionales estadounidenses sustituyeron el pasado histórico japonés dejando una enorme comunidad en la confusión y el desarraigo clamando por justicia.
Roto nuestro pasado llego el “vacío”. Aunque este siempre ha existido en el corazón japonés, queríamos creer que no existía e intentamos llenarlo con las costumbres y los pensamientos ajenos, fue más dura la caída. Para superar el vacío necesitamos asideros, raíces para impulsarnos adelante, este impulso es también el que determina posiblemente toda creación artística.

Problemático paralelismo refiere Rikiya en el cual el trastrocamiento de nuestras culturas toca fondo en la disolvencia de sus coordenadas que no volverán a ser las mismas, una demolición estructural en la base del individuo exige un reacomodo una reestructuración que se resuelve desde la visión artística, desde la emergencia se levanta un afecto creador que recompone la destrucción que entonces promete una refundación que a su vez, supone otro comienzo, nuevas mezclas aparecen y cambios de naturaleza ocurren al interior de las conciencias que posibilitan variedades inusitadas como respuesta al desconcierto, no se trata en esta exposición referir acaso a la anécdota que explique esta condición, tampoco busca la narrativa referencial que pudiera reconciliar las partes en conflicto, mucho menos se trata de imposturas de cara a un discurso temático convenientemente consensuado, se trata más de un sobrevuelo de aproximaciones perplejas, que de una ilustración topográfica, más de un rumor, que una denuncia, trabajamos en la confección de un traje a la medida del universo, catatónicamente, tartamudamente, por aproximación, esperando desdoblar un pliegue que desnude un aspecto del mundo desde su complicación absoluta, un aspecto que desde la obscuridad ilumine la parcela en la que existimos y nos toca vivir, proyectar lo sensible, todos en este espacio sean bienvenidos


Texto: Rikiya Iwakuwa y Armando Fraga Villicaña.
Traducción: Himiko Takasawa.


×